Estamos trabajando en "Castex Mobile"

A la brevedad podrás disfrutar de todo el contenido de la Comunidad Castex.

Disculpe las molestias.

ACCIÓN CASTEX

ACCIÓN CASTEX

Clarin.com

Terravista un country donde el paisajismo potencia a la naturaleza

Ubicado en General Rodríguez, el complejo comercializa terrenos a precios promocionales y con un atractivo plan de financiación.

Acceso directo desde la autopista, actividades deportivas para toda la familia y un colegio bilingüe son algunas de las claves de Terravista, un country ubicado en el kilómetro 47 del Acceso Oeste, en General Rodríguez. Con claros signos de consolidación continúa con su desarrollo comercializando su sexta etapa de ventas, con planes especiales de financiación para comprar lotes.

Apenas se baja de la autopista y antes de cruzar el amplio portal de acceso -con tres carriles de entrada y tres de salida-, una fuente con espumosos chorros de agua da la bienvenida. Su ubicación no es casual. “Se colocó ahí para invitar a relajarse y a conectarse con el hogar, ya que el agua predispone al encuentro con la familia”, cuenta la arquitecta María Laura Melgar, gerenta de la Zona Oeste de la inmobiliaria Castex, que comercializa el barrio. El agua, sin dudas, está presente en todo el complejo a través de las lagunas.

El masterplan, que sigue la forma de “T” del terreno, propone una interacción entre lotes y espacios verdes con una circulación armoniosa y visuales coloridas y dinámicas. El diseño pertenece al estudio Robirosa y es el resultado de un meticuloso trabajo. En total son 165 hectáreas, de las cuales 40 fueron reservadas para el Parque Central, las áreas verdes y deportivas, y las lagunas. El proyecto plantea un bulevar principal, que recorre todo el barrio y a través del cual se accede a los distintos amenities, inclusive al colegio.

El paisajismo, que estuvo a cargo del arquitecto y paisajista Marcelo D’Andrea Casas, fue central en el desarrollo del emprendimiento. No es un simple elemento decorativo sino que está planteado para darle identidad y generar una especial integración entre los habitantes y la naturaleza. Se observa claramente en El Paseo del Encuentro, la Rotonda de las Cuatro Estaciones, y la singular Plaza del Caracol, conformada por un espiral de álamos. En la forestación, minuciosamente planificada, además de álamos se eligieron otras especies como aguaribay y robles, que se dispersan en los bulevares, las rotondas y las plazas. Se plantaron más de 10.000 árboles y se trasplantaron alrededor de 500 ejemplares añosos.

“La vegetación estimula los sentidos, nos acerca más a la naturaleza y nos vuelve más humanos”, resume D’ Andrea Casas. Yagrega: “Donde termina lo humano y donde empieza lo natural es uno de los misterios que convierten a Terravista en un ambiente cautivante, único y listo para descubrir”. Las lagunas, en tanto, fueron diseñadas como una reserva natural, que se equilibra con una perfecta biodiversidad de especies entre la fauna y la flora autóctonas que, inclusive, fueron utilizadas como nombres de las calles del barrio: Camino del Ñandú, Bandurria, Cardenal y Benteveo son algunas.

El proyecto también le otorga un lugar preponderante a las plazas para que formen parte de lo cotidiano. Escenarios preferidos de los más pequeños, la Plaza del Molino, la Plaza del Reloj del Sol y otra aún sin nombre elegido, se inspiran en los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, aire, agua y tierra. Con o sin juegos infantiles, cada una brinda su aporte haciendo de las plazas un espacio placentero de sombra, recreación y contacto con la naturaleza. El sector residencial, por su parte, está conformado por 756 terrenos de 1.000 metros cuadrados promedio, de los cuales ya se vendieron 650. Hay internos, perimetrales, con vista al verde y con costa a la laguna, los más cotizados.

En una recorrida por el country sorprende la cantidad y la imponencia de las casas. En total suman 400 entre terminadas y en construcción -se observan muchas en obra- y tienen una superficie promedio que ronda entre 380 y 400 metros cuadrados. Si bien el estilo arquitectónico que predomina es el contemporáneo, se ven otras propuestas con estilo country, con techos a dos aguas. La reglamentación interna de la urbanización no establece exigencias en materia del diseño, sólo obliga a que tengan una superficie mínima de 165 metros cuadrados.

La residencia permanente es la opción elegida por los propietarios del country, y ya suman 280 familias. “En general, son parejas de 45 años promedio, con hijos pequeños y adolescentes que llegan en búsqueda de mayor seguridad”, comenta Melgar y agrega que “provienen tanto de la Zona Oeste del Gran Buenos Aires como Ramos Mejía y Castelar y, también, de la Ciudad de Buenos Aires”. En amenities también hay variedad de propuestas. El Paseo del Encuentro, un camino delimitado por originales luminarias y con una fuente rectangular, es la ruta obligada para acceder al club house deportivo y al sector de piscinas. “Diseñado como una amable transición entre interior y exterior, es un generoso punto de encuentro y cristaliza la intención de Terravista de ser un lugar de intercambio social. Es, sin dudas, uno de los favoritos”, señalan desde la desarrolladora.

El Paseo del Encuentro tiene 700 metros cuadrados, y allí funcionan el restaurante de comidas rápidas y una guardería para niños durante los fines de semana y durante las vacaciones.

Otra de las construcciones que se destaca es el club house, rodeado por una laguna principal. Se trata de un edificio de estilo contemporáneo y marcada horizontalidad, con amplios ventanales, que tiene una superficie de 1.200 metros cuadrados. Allí se encuentra restaurante Nicoletta, especializado en comida italiana;hay un gimnasio equipado con aparatos de última generación, sala para spinning y para clases de yoga, ritmos latinos y acrobacia con telas, entre otras. Además, una piscina climatizada donde hay clases de acuagym, y un spa con sauna, espacio para el relax y duchas escocesa y finlandesa.

Ambos houses fueron diseñados en forma conjunta por los estudios Aisenson & Asociados y Lacroze, Miguens y Prati.

El colegio es otro de los atractivos del country. El tradicional colegio bilingüe de Moreno, Bartolomé Mitre Day School abrió sus puertas en 2013. Es común ver a los hijos de los propietarios llegar en bicicleta.

En deportes, la oferta incluye dos canchas de fútbol 11 y cuatro de tenis de polvo de ladrillo. En el futuro se sumarán seis canchas de tenis, una de fútbol y un playón multideportivo para la práctica de voley y básquet. En materia de servicios, el complejo posee electricidad con 8 kilowatts -la mayoría de los countries ofrece 4 kw-, cloacas, agua corriente, gas natural y conexión a internet. En seguridad, tiene triple alambrado electrificado, cámaras domo y garitas en lugares estratégicos.

Los buenos accesos y la ubicación, cercana a centros comerciales, también son otros puntos fuertes. Terravista está a siete kilómetros del shopping Nine y a tres kilómetros y medio del country Banco Provincia, que posee una calle con gran cantidad de locales de todos los rubros. En la oferta comercial hay lotes y casas a la venta.

Se ofrecen cinco terrenos a un valor promocional de US$ 119.000 (precio de lista) con un plan de financiación que requiere un anticipo del 20 por ciento a la firma del boleto y el saldo en 60 cuotas fijas en dólares. Las casas, en tanto, cotizan a partir de US$ 420.000, tienen 360 metros cuadrado promedio y entre 4 y 5 dormitorios. Son a estrenar. “Tanto los terrenos como las casas se pueden escriturar en forma inmediata, lo cual lo convierten en apto crédito”, sostiene Melgar.

Por otro lado, un acuerdo entre el country y el Banco Francés, permite acceder a un crédito hipotecario para comprar una casa terminada o para construirla. El préstamo es válido para un segunda vivienda.

“A la cuidadosa planificación se suma el trabajo de los mejores profesionales y una importante inversión en obras, que han convertido esta insuperable fracción en un lugar soñado, inmerso en la naturaleza, provista de la mejor infraestructura y con un acceso extraordinario: único, directo, rápido y seguro”, concluye Melgar.

Nota: Liliana Carbello
Fuente: Clarin.com

Compartí esta nota