Estamos trabajando en "Castex Mobile"

A la brevedad podrás disfrutar de todo el contenido de la Comunidad Castex.

Disculpe las molestias.

SENTITE AL DÍA CON LO QUE PASA

NOTIVERDE CASTEX

#TipsCastex

15 tips para una mudanza organizada

Tener una mudanza organizada puede ser la diferencia entre vivir un proceso sumamente estresado o tener una experiencia increíble al empezar una nueva etapa en tu nuevo hogar.

1. Depura antes de la mudanza, no después

• No puedo hacer más énfasis en que NO te lleves lo mismo de punto A a punto B. Cuando llegas a un nuevo hogar es como empezar desde cero; nueva vida, nueva energía, nuevas oportunidades de borrón y cuenta nueva. Y cuando te llevas TODAS las cosas sin DEPURAR es como llevarte el pasado a un nuevo espacio.
• ¡Libérate de apegos y comienza desde cero! Te recomiendo apoyarte con letreros que te ayuden a ir depurando en el proceso antes de la mudanza. Recuerda: donación, basura, amigos y familiares y reciclaje.

2. Arma una carpeta de mudanza

• Vivir una mudanza es un estrés que todos experimentamos aunque seamos los más cool del mundo. Lidiamos con muchos papeles, contratos, recibos, datos, listas, teléfonos, presupuestos, servicios y más, además en medio de una mudanza puede desaparecer y volverte loca.
• Si tienes TODO lo relacionado con tu mudanza en un mismo lugar, puedes concentrarte en lo que sucede a tu alrededor sin el estrés de perder algo o no encontrar un dato importante que necesitas en ese momento.
• Yo aplico la armada de una carpeta de “mudanza” en la que separo por categorías que necesito y me ahorro un dolor de cabeza. ¡Inténtalo!

3. Crea un kit de empaque a la mano

• Normalmente depurar y empacar nuestra casa nos toma mucho tiempo y cuando hay más miembros de la familia involucrados, todos queremos adelantar y hacer cosas en nuestro tiempo libre. Lo que significa que cuando tú quieres usar la cinta canela, obviamente no la encuentras porque “alguien” más la usó. Y así con las tijeras y el plumón, etc.
• Así que te recomiendo que tengas tu “kit especial para mudanza” en donde esté TODO lo que necesitaspara empacar y así siempre tengas todo a la mano y no pierdas tiempo buscando cosas.

4. Establece colores para cada cuarto con etiquetas

• Cuando por fin llegan las cosas a la nueva casa, lo que siempre escucho es a los de la mudanza decir: “¿En donde le dejo esta caja?” como unas 30 veces. Y tú con el nervio y todo lo que está pasando a tu alrededor sólo dices que te las dejen “donde sea” y ya luego tú ves, ja ja.
• Te propongo que para ahorrarte el dolor de espalda de la siguiente semana, hagas un sistema de etiquetas de colores para cada cuarto y empaques acorde a esos colores.
• Es de lo más sencillo ponerle estampitas a las cajas dependiendo de qué cuarto va cada una, y luego ponerle una tarjeta de ese color a cada cuarto, por lo que los de la mudanza solo tendrán que seguir colores y no esperar instrucciones tuyas. ¡Suena bien!, ¿no?

5. Cambia la ropa colgada sin esfuerzo
• Con una bolsa de plástico grande cubre de abajo para arriba montones de ropa colgada y hazle un nudito en la parte de arriba.
• Descuelga los ganchos y así llévatela en el coche a tu nueva casa.
• Cuando llegues lo único que tienes que hacer es colgarla y quitar la bolsa. ¡Listo! Cambiaste tu ropa colgada en 2 sencillos pasos.
Recuerda reutilizar las bolsas de plástico

6. Usa cajas pequeñas para cargar libros y corta un triángulo en los costados para cargarlas más fácil sin lastimarte

• Error total guardar TODOS tus libros en las cajas más grandes; se pueden desfundar y necesitas que Hulk las cargue después. Aún cuando tú no vas a hacer la mudanza puedes echarle la mano a las espaldas de los mudanceros y dejarles menos volumen y peso en las cajas pequeñas.

7. Envuelve las tazas, vasos o vajilla con tus propios trapos, toallas y sábanas
• Guarda las cosas que se pueden romper envueltas en plástico burbuja para que corran menos riesgo en el proceso de cambio.
• Si no quieres invertir en eso, te recomiendes que uses las cosas que ya tienes en casa y que de todos modos necesitan irse al nuevo hogar, tipo sábanas, toallas, trapos de cocina, etc.

8. Haz una maleta con lo básico para que puedas usar las cosas de diario durante el primer día antes de desempacar
• A veces con las prisas y el estrés de querer empacar TODA la casa se nos olvida que vamos a estar sumamente cansados cuando lleguemos al nuevo espacio, y que lo último que queremos es abrir 5 cajas para encontrar nuestra pijama y cepillo de diente.
• Te recomiendo que antes de empacar hagas una maleta como de viaje con los básicos de uso diario como para una semana y así te la puedas llevar con calma en la desempacada y adaptación del nuevo hogar.

9. Usa bolsas zip-loc para mantener las cosas pequeñas juntas durante la mudanza

• A veces tenemos muchas cosas pequeñas que no queremos nada más echar a las cajas, por miedo a que se pierdan o se separen de las demás.
• Lo mejor será que todas esas cosas pequeñas las guardes por categorías dentro de bolsitas Zip-loc y sea más fácil ordenar y acomodarlas en su nuevo hogar llegando.


10. Usa una etiquetadora para identificar los cables de tu casa y poder identificarlos en la nueva casa sin problema • Como ya tenemos todo conectado desde siempre en la casa vieja, cuando llegamos al nuevo hogar y desempacamos TODOS los cables, muchas veces podemos hacernos bolas y no tener ni idea de cuál era cual.
• Pon etiquetas para identificar de qué es cada uno y al momento de conectar todo de nuevo, hacerlos mucho más rápido y sin dolores de cabeza.

11. Revisa todas las cosas de la alacena antes de empacarlas: saca todo lo que esta caducado y ve haciendo a la par una lista de las cosas que necesitas comprar en la nueva casa

• No te puedes imaginar las cosas que he encontrado en casas de mis clientes. Fuera de broma hemos sacado cosas ¡que caducaron en 1993 y no se acordaban que lo tenían si quiera!
• Se siente súper bien empezar desde cero y sacar todas las cosas que solamente nos ocupan espacio valioso. ¡Por fa revisa antes de empacar y no te lleves todo!

12. Trata de consumir las más cosas posibles del refri y no comprar cosas durante la semana previa a la mudanza
• Es mejor hacer eso en la casa nueva para que las cosas no se echen a perder en el transcurso.
• Ese bacalao de la Navidad de 2012 si no lo has sacado para ahorita lo más seguro ¡ES QUE NO TE LO VAYAS A COMER YA! Así que déjalo ir junto con todo lo demás congelado que solo ha usado tu conge como cámara de hibernación.

13. Recuerda tener vasos y platos desechables por si tienen que comer algo rápido ese día o para ofrecer agua a los de la mudanza. Recuerda que todo ya está empacado
• Normalmente las mudanzas comienzan en la mañana y nos puede dar la tarde, y lo que menos pensamos es en nuestras necesidades básicas como comer o tomar agua.
• Te recomiendo estar súper hidratado y pedir aunque sea una pizza para no estar en ayuno+estrés+esfuerzo todo el día.
• Tener platos y vasos desechables te pueden servir mucho para no tener que abrir cajas a lo loco y que algo se rompa o se pierda en pleno día de mudanza.

14. Siempre lleva en el coche las cosas importantes (documentos, joyas, dinero, algo de valor sentimental, llaves). Deja que la mudanza lleve todo lo demás
Normalmente no pasa nada, no te preocupes. Las mudanzas son súper profesionales y saben lo que hacen, suelen ser muy honestos y honrados, pero nada como tener la tranquilidad de que pase lo que pase, tus documentos importantes, cosas de alto valor sentimental y cosas que no se puedan reemplazar o medicinas que tengas que tomar las lleves en tu coche. Más vale prevenir que lamentar, decía mi abuela…

15. Ponle etiquetas visibles a las cajas y con letra entendible
• Identifica cada una de ellas con contenido, cuarto en el que va y la estampita de color específica
• Estas son las que yo uso para mis clientes. Puedes imprimirlas con mucho gusto en papel adherible y ¡usarlas en tu mudanza!

Compartí esta nota